Artrosis de rodilla y cadera: repercusión socioeconómica

Las enfermedades en general y, la artrosis en particular, afectan a los pacientes que las padecen pero también tienen repercusiones sociales y económicas y cuestan mucho dinero al sistema nacional de salud. Por ese motivo, estudios como el Artrocad [1] se encargan de revisar periódicamente la utilización de los recursos sanitarios y la repercusión socioeconómica en la artrosis de rodilla y cadera.

A continuación presentamos algunas de las conclusiones de este estudio:

1. ¿Entendemos nuestra enfermedad?

El 67% de los enfermos encuestados declaró que su médico le había explicado en qué consistía su enfermedad. Sin embargo, sólo la mitad de los pacientes que creen que el ejercicio mejoraría sus dolencias realiza algún tipo de actividad física. Y llama la atención que sólo una tercera parte de los pacientes afirma haber realizado algún tipo de dieta para reducir peso, aunque son el doble los que consideran que mejorarían “adelgazando”. Así pues, mientras el paciente es consciente de qué actividades pueden mejorar su estado de salud, pocos siguen los consejos de sus médicos.

2. Hacer ejercicio o no hacer ejercicio, esa es la cuestión

Sólo el 24% de los encuestados manifestó hacer ejercicio para mejorar los síntomas de la artrosis, a pesar de que más de la mitad de los enfermos creía que el ejercicio podría mejorar su enfermedad. Alrededor de la mitad de los pacientes también manifestó que su médico de cabecera le había recomendado algún tipo de ejercicio para mejorar su condición física. Por último, el 13% declaró haber seguido algún tratamiento basado en rehabilitación y fisioterapia.

3. El sobrepeso empeora la artrosis, pero ¿hacemos algo para evitarlo?

El 45% de los encuestados tenía signos de obesidad, un factor de riesgo conocido para la artrosis y que se asocia con una peor evolución. Llama la atención que sólo una tercera parte de los enfermos afirmó haber realizado alguna dieta para reducir peso, si bien el doble (dos tercios) consideraba que mejoraría si perdiera peso.

4. La artrosis, segunda causa de incapacidad laboral

Según la guía de Buena práctica Clínica en Artrosis, del Ministerio de Sanidad y Consumo (2004), la artrosis es responsable de más del 30% de todas las incapacidades laborales, tanto permanentes como temporales. Del estudio Artrocad se desprende que una tercera parte de los enfermos laboralmente activos estaba de baja laboral en el momento de la entrevista, y que la mayoría seguirían sin poder trabajar durante más de un mes a causa de la artrosis.

5. La artrosis, una enfermedad dolorosa e invalidante

La artrosis es una enfermedad silenciosa, y solo el paciente es consciente de cómo afecta a su día a día, en acciones tan cotidianas como calzarse o moverse. El componente invalidante de la artrosis afecta física y psicológicamente a los pacientes, que se sienten desanimados ante una mejora menos rápida de lo deseado ante los síntomas como la inmovilidad o el dolor de las articulaciones.

Aunque la mitad de los pacientes se mostró satisfecha con el tratamiento médico recibido, el 65% se declaró insatisfecho en cuanto a su dolor y discapacidad actual, pensando en sus expectativas futuras. Algo más de la tercera parte de los pacientes mostró síntomas de ansiedad (35%), y casi la cuarta parte, de depresión (23%).


[1]SER y SEMERGEN 2009.
  • Compartir

  • 3 Comentarios en "Artrosis de rodilla y cadera: repercusión socioeconómica"

    Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: