Ojalá con magnesio bastara

Autor: Josep Corbella (Periodista científico de La Vanguardia)

La artrosis, sostiene Ana María Lajusticia, se cura con magnesio. Tal vez la habrán visto alguna vez en la tele o lo habrán leído en alguna entrevista en la prensa. Es una mujer de 89 años que habla de los problemas de salud que tuvo y de cómo los superó, como lo hacen las abuelas que desean lo mejor para sus nietos. Si el magnesio puede ser bueno para la artrosis, pensé, merece la pena mirarlo. Sería muy positivo si fuera eficaz frente a una dolencia que maltrata a tantos millones de personas. Intrigado por el testimonio de la señora Lajusticia, busqué qué datos y argumentos hay para recomendar suplementos de magnesio a personas con artrosis.

¿Qué es el magnesio?

163113764El magnesio es un mineral imprescindible para el cuerpo humano y que, al igual que otros minerales imprescindibles como el calcio o el hierro, se obtiene de los alimentos. Interviene en reacciones químicas en las células de las que dependen multitud de funciones biológicas. Entre ellas, la contracción y relajación de los músculos –incluido el corazón-, el control de la tensión arterial, la transmisión de impulsos nerviosos, la síntesis de ADN… Esto explica que los síntomas iniciales del déficit de magnesio incluyan debilidad muscular, irritabilidad y somnolencia; y los más graves, delirio, alucinaciones y arritmias.

Por suerte, el magnesio se encuentra en una amplia variedad de alimentos, por lo que una dieta adecuada suele bastar para ingerir una cantidad suficiente, estimada en 350 miligramos diarios para una persona adulta. Abunda en frutas y verduras, especialmente en vegetales de hoja verde, pero también se encuentra en alimentos de origen animal como pescados y carnes.

Asimismo, se encuentra en suplementos dietéticos, que están indicados para personas que tienen déficit de magnesio. Esto puede ocurrir, por ejemplo, en personas alcohólicas, en víctimas de quemaduras o en personas que no aprovechan de manera eficiente el mineral de los alimentos por alguna otra razón. Pero si una persona sana toma suficiente magnesio con una dieta equilibrada, de nada le servirá tomar suplementos porque eliminará el exceso de magnesio por la orina.

¿Se curó la señora Lajusticia gracias al magnesio?

La señora Lajusticia asegura que tuvo artrosis de joven y que el dolor la obligó a llevar un 179123248corsé de varillas para sostener la columna vertebral. Dice que llevó el corsé más de veinte años, desde que tenía 31 hasta los 52, y que se curó cuando corrigió su dieta y empezó a tomar más magnesio. Cuando, por supuesto, no es lo mismo que porque. Es decir, que se curara cuando empezó a tomar magnesio no demuestra que se curara porque empezó a tomar magnesio. Aun suponiendo que el magnesio fuera la causa de que se curara, no demuestra que lo que fue eficaz para ella vaya a serlo también para otras personas.

La única manera de saber con certeza si un tratamiento es eficaz para una enfermedad compleja es realizar ensayos clínicos. Consisten en ofrecer un tratamiento a un gran número de pacientes y evaluar en los meses o años siguientes cómo evolucionan estos pacientes. Dado que cada persona es distinta, es habitual que unos mejoren más, otros menos, otros nada y otros incluso empeoren. Pero si el ensayo clínico está bien hecho, e incluye a un número suficiente de pacientes, puede llegar a saberse que un tratamiento es eficaz. Ningún ensayo clínico ha demostrado, a día de hoy, que el magnesio sea eficaz para el tratamiento de la artrosis.

¿El magnesio regenera el cartílago?

La señora Lajusticia afirma que “los cartílagos pueden regenerarse”. Su argumento es que “¡lo he vivido!; tras dos años de tomar magnesio, mis articulaciones se regeneraron”.

Pregunté al doctor Jordi Monfort, reumatólogo especialista en artrosis del hospital del Mar de Barcelona y uno de los médicos más activos de España en investigación científica de la artrosis, sobre las posibilidades de regenerar un cartílago dañado. “Ojalá supiéramos cómo regenerar los cartílagos”, me dijo. Hay investigaciones en curso de medicina regenerativa con células madre que tienen el objetivo de regenerar cartílagos en el futuro. Pero, a día de hoy, ningún tratamiento ha demostrado capacidad de restaurar un cartílago dañado. Tampoco, por desgracia, los suplementos dietéticos de magnesio.

¿Ha tenido artrosis la señora Lajusticia?

La señora Lajusticia afirma que, cuando tuvo artrosis, “me dolían todas las articulaciones, sentía dolor de los dedos de los pies hasta la coronilla”. Es un testimonio sorprendente porque la artrosis suele estar localizada en una o pocas articulaciones. Por ejemplo, una o ambas rodillas afectadas por décadas de desgaste. O bien la parte inferior de la columna vertebral. O bien los dedos de las manos.

Pero, si afecta a todas las articulaciones, entonces sería lo que en medicina se llama una enfermedad sistémica (es decir, que afecta a todo un sistema). Y la principal enfermedad sistémica de las articulaciones no es la artrosis sino la artritis reumatoide. ¿Tal vez la señora Lajusticia, que no es médico, confundió la artrosis (que es un tipo de artritis, o inflamación articular) con la artritis reumatoide (que es otro tipo de artritis)? Incluso así, también sería extraño porque la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que tampoco se cura con magnesio. Si la señora Lajusticia hubiera tenido artritis reumatoide de los 31 a los 52 años, no hubiera dejado de tenerla después.

¿La industria farmacéutica ha boicoteado el magnesio?

Sostiene la señora Lajusticia que, si no se conocen más los beneficios del magnesio, es porque la terapia con magnesio “es demasiado barata” y “no reporta beneficios a la industria farmacéutica”.

Es cierto que la industria se rige por criterios económicos y que  no invierte en tratamientos que pueden ser beneficiosos para los pacientes si no prometen ser beneficiosos también para sus cuentas de resultados. Pero, por suerte, la medicina no sólo avanza gracias a la industria. Médicos y científicos, que en la mayoría de casos buscan ayudar a sus pacientes y hacer avances útiles para la humanidad, también trabajan para desarrollar nuevos tratamientos.

56529707-11Si estos nuevos tratamientos son costosos, los investigadores necesitan el apoyo de la industria, como ocurre con los nuevos fármacos contra el cáncer o contra el exceso de colesterol. Pero, si son baratos, no necesitan a la industria, como ha ocurrido con un medicamento que cuesta menos de dos euros y que mejora el tratamiento del infarto. O con la demostración de que una dieta rica en pescado mejora la salud cardiovascular. Si una dieta rica en magnesio o los suplementos de magnesio mejoraran la salud articular, los médicos que tratan a diario a pacientes con artrosis hubieran sido los primeros interesados en comprobar su eficacia.

¿Quién es Ana María Lajusticia?

Pero si los suplementos de magnesio no son eficaces contra la artrosis, ¿qué puede haber llevado a Ana María Lajusticia a afirmar que lo son?

Busqué información sobre ella y encontré que es licenciada en Ciencias Químicas (licenciada pero no doctora, lo que significa que no ha hecho una tesis doctoral que la acredite como investigadora). Dentro de la química, trabajó un tiempo en agricultura y alimentación animal (no en salud humana). Y otro tiempo en la extracción de fluorita en las minas de Osor (también sin relación directa con la salud humana). En los años 70, sin estudios previos de nutrición ni de medicina, escribió el libro “La alimentación equilibrada en la vida moderna”, del que se han publicado múltiples reediciones. Y posteriormente creó una marca de suplementos dietéticos que ofrece, por unos diez euros cada frasco, productos como “Lactato de magnesio”, “Cloruro de magnesio”, “Colágeno con magnesio sabor fresa” o “Magnesio total”.

Llegado a este punto, dejé de buscar más. Más que la abuela entrañable que desea lo mejor para sus nietos, la señora Lajusticia ha resultado ser una empresaria más que se beneficia del dolor ajeno.

  • Compartir

  • 145 Comentarios en "Ojalá con magnesio bastara"

    1. Marcos

      Cuanto le ha pagado la industria farmaceutica para que escriba este artículo?

      Yo llevo arrastrando, problemas de salud(no relacionados con huesos y cartilagos, mas bien relacionados en su mayoria con el sistema nervioso) que los médicos nunca han sabido darle explicación y/o solución, si no recetandome farmacos. Después de investigar por mi cuenta y llegar a dar entre a otras personas a Ana Maria LaJusticia puedo decir:

      Después de suplementar 4 meses con magnesio en varias formas (cloruro en forma de aceite de magnesio, glicinato, malate…) junto con una buena alimentación (que siempre he llevado) puedo decir que:
      – Se me ha desagarrotado y destensado el cuello y la zona dorsal
      – Duermo mejor y cuando duermo poco me despierto con ligero cansancio y con bastante lucidez a pesar de no haber descansado. Me siento con más energia
      – Se me ha reducido drasticamente los niveles de ansiedad, noto mucho más sosiego y templanza
      – Los sintomas de tetania (hormigueos, entumecimientos, agarrotamiento muscular que tenia en todo el cuerpo) se han reducido drasticamente
      – Siento más elasticidad
      – La doctora me diagnosticó deficienciaen vitamina D, después de 2 meses de suplementar con magnesio mis niveles eran normales sin tomar suplementos de vitamina D3

      Algo raro hay cuando no se habla más de este mineral y por el contrario se habla tantísimo del calcio, y por otro lado no le comento a mi doctor para que me averigue si tengo una deficiencia de magnesio por que muchos (no todos) no tienen amplios conocimientos en minerales y por supuesto no en magnesioy no saben realmente como funciona un tratamiento de cura de magnesio. Me fio bastante más de Ana María La Justicia, y en inglés Carolyn Dean, Dr Sircus, Morley Robbins,estas eminencias realmente saben de lo que hablan, los doctores tradicionales el que más el que menos saben sobre todo de recetar farmacos
      Mostrar menos

      8 septiembre, 2016, 20:23
    2. Otro Exceptico.

      Esa señora no se conoce en México, si únicamente vende suplementos dietéticos, no creo que sea tanto problema.
      Aquí si que hay charlatanes. Un tal Chaya Michan, dice cosas verdaderamente absurdas y peligrosas, como la orinaterapia, dice que se toma su orina todas las mañanas, y con eso cura hasta el SIDA.
      Otro charlatan dice curar con agua de algún lugar de Querétaro, creo que de Tlacote. Es tan cínico que en su página pone un documento que le sacó a un director de la Facultad de Veterinaria y Zootecnia, de la UNAM. en donde le contesta que le autoriza a probar un protocolo para otra cosa, pero sabiendo que nadie lee, sino que sólo se fijan en el membrete, lo usa para afirmar que lo avala la universidad más importante del país.
      Otra fichita, es un charlatan de Puebla, que dice curar con imanes, lo ví en un vídeo tomado en España, allá uno de sus paleros le sacó una gota de sangre a una paciente para mostrarla en el microscópio antes del tratamiento, después de ponerle los imanes con un método de diagnóstico bastante ridículo, le sacó otra gota de sange y vaya que se veía mucha diferencia, antes del tratamiento estaba todo aglutinado, después, “gracias al tratamiento” se veía muy bien la muestra,los glóbulos rojos estaban bien separados. El truco fue que se tardó mucho tiempo en encender el microscopio para ver la primera muestra, cuando mostró la segunda ya tenía todo listo. Eso lo hizo un discipulo español de ese charlatan, y lo malo de esa ridícula demostración “científica” es que la señora se puso mal, porque no tuvo ningún tratamiento, hay muchos cometarios enfatizando eso, pero nadie se dio cuenta del truco, ni de la falsedad del argumento de que los imanes curan porque arreglan la sangre.

      12 octubre, 2016, 8:52
    3. Om Ornels F

      Mmmm me recuerda a los fariseos del primer siglo que descalificaron a los cristianos porque no estaban acreditados en “sus escuelitas”, como si fuera la única manera de tener certeza.

      Yo soy químico, Bioquímico, farmacobiologo e investigador y puedo decir que cuando pláticas con algunos médicos te das cuenta que tristemente son manipulados por los intereses de las farmacéuticas y terminan prescribiendo y afirmando lo que les informan estas compañías. Así que no es la fuente más acreditada para sustentarse.
      También hay investigaciones reguladas por el patrocinio de las mismas.
      Son confiables dichas fuentes si atenta contra sus interés?

      Primero el negocio luego la salud!!!!!

      La estructura de salud lamentablemente se centra más en inhibir síntomas que en corregir la origen de la enfermedad, el paciente, por comodidad, la industria por su interés comercial.
      Alguien serio en la investigación, no se quedará solo en la labor de una persona, sino en entender a fondo porque muchos casos empíricos ven mejoras notables usando el magnesio, no entenderlo aún no es base para descalificarlo.
      Así que si realmente desea ayudar a las personas enfermas céntrese en ello aunque no lo entienda todavía; pero si lo que busca es solo protagonismo y atención…felicidades ya lo logró y puede darse por bien servido!!!!
      Si aplicamos su criterio a Hipocrates, Paracelso y Galeno, hoy serían charlatanes y no los Gigantes de la medicina, porque aplicaron muchos criterios empíricos sin protocolos de investigación y sin embargo ayudaron a muchos enfermos. No es mi propósito ofender mi buen amigo, alabó su interés de aportar, solo le comparto un punto de vista más sobre este asunto.
      Saludos.

      14 febrero, 2017, 16:48
    4. María García

      Qué artículo con tan mala leche. Soy colombiana de 74 años. Llevaba un año padeciendo una osteoartrosis en ambas rodillas y estaba a punto de quedar en silla de ruedas.Sin conocer a la respetada señora Lajusticia ( sí para mí muy respetada ya que el autor del artículo barre el piso con ella) , escuché acá en un programa radial de las bondades del Cloruro de Magnesio y empecé a tomarlo junto con el Colágeno Hidrolizado. La inflamación en ambas rodillas desapareció y mis rodillas dejaron de soñar como caja de bolas.El médico que me había diagnosticado reemplazo de rodillas está perplejo de ver mi mejoría. Me tomaron de nuevo exámenes de rayos x y mis rodillas desbaratadas han dejado de serlo.Igualmente la falta de estabilidad que sentía al caminar y la falta de fuerza en la parte lumbar que me hacía creer que me iba a caer,desapareció. Ahora me siento con fuerza y de nuevo mi paso es fuerte y estable. Hace apenas unos meses supe de la señora Ana María Lajusticia, pero leyendo su historia me identifico con ella en los síntomas que ella tenía , igualmente,En la mejoría que experimentó. Espero que el machista autor de este escrito no me mandé a cuidar nietos como abusivamente lo hizo con la señora La justicia a quien sólo le faltó mandarla de cabeza a la cocina.Definitivamente algunos hombres a lo largo y ancho del planeta siguen viendo a la mujer como un ser inferior.Como el diputado europeo que dijo que las mujeres deberían ganar menos salarios que los hombres.

      19 marzo, 2017, 5:50
    5. Glenys
      12 abril, 2017, 16:31

    Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: