La discapacidad en pacientes con artrosis

La artrosis es uno de los principales problemas de salud pública en todo el mundo, que a menudo incapacita a los pacientes que la padecen, hasta el punto de afectarles a su vida laboral. En España la guía editada por el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2004 afirmaba que el 30% de las incapacidades laborales eran a causa de la artrosis, con las repercusiones que ello conlleva para la economía en general y también para la calidad de vida de los pacientes.

¿Cómo se mide el dolor, la calidad de vida y la discapacidad?

Un estudio publicado recientemente habla más concretamente sobre la artrosis de rodilla y su relación con la discapacidad manifestada por los pacientes. El objetivo de este estudio sería el de medir la calidad de vida de los pacientes con artrosis de rodilla. Para ello se recogieron los datos de un grupo de pacientes mediante formularios breves, gracias a los que se valoraron la calidad de vida, la discapacidad y el dolor. Estos parámetros también se midieron usando algunos índices de análisis como el índice WOMAC, uno de los cuestionarios más usados en pacientes con artrosis de rodilla.

piernas_artrosisLas preguntas de estos cuestionarios tratan de clasificar el dolor, la capacidad funcional y la rigidez de un paciente con artrosis, y gracias a ellas un reumatólogo podrá determinar si el paciente o la paciente tiene algo más que un dolor, ya que tanto el test WOMAC como el formulario breve utilizado para el estudio pueden usarse como medida sensible de discapacidad en pacientes con artrosis.

Los resultados mostraron que la calidad de vida de los pacientes con artrosis de rodilla es notablemente menor que la de los pacientes sanos, por lo que acudir a un especialista a tiempo para tratar la artrosis adecuadamente es de gran importancia. Como hemos mencionado en otras ocasiones el primer paso en caso de detectar algunos de los síntomas de la artrosis es acudir al médico de cabecera y describirle detalladamente el dolor. El médico será quien derive el caso a un reumatólogo si es necesario.

  • Compartir

  • Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: