Novedades en el tratamiento de la artrosis

El 40 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología celebrado esta semana trae también novedades interesantes para los pacientes con artrosis. Un estudio presentado ayer en el congreso ha demostrado que la combinación de dos medicamentos ya existentes (la glucosamina y el condroitín sulfato) es eficaz para tratar la artrosis de rodilla. Concretamente se ha visto que reducen el dolor de la artrosis de rodilla y mejoran la movilidad y rigidez, disminuyen la inflamación, y así mejoran la calidad de vida de los pacientes.

Según explicó el profesor Jean Pierre Pelletier, reumatólogo de la Universidad de Montreal y miembro del comité científico del estudio, la eficacia de esta combinación de fármacos se puede comparar a la de los antiinflamatorios, con la ventaja de que el condroitín sulfato y la glucosamina apenas tienen efectos secundarios por lo que serían más seguros.

paciente_medico

 

Según el profesor Pelletier, los antiinflamatorios, que son los medicamentos prescritos tradicionalmente para la artrosis, deberían reservarse para las fases agudas de la enfermedad, ya que “no se pueden administrar de forma crónica debido a sus efectos secundarios. En cambio, la combinación de condroitín sulfato y glucosamina es una alternativa terapéutica clave para aquellos pacientes que toman varios medicamentos a la vez y sufren diferentes patologías, puesto que tiene un perfil de seguridad superior apto para tratamientos crónicos”.

  • Compartir

  • Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: