La obesidad, enemiga de la artrosis

Entre los varios motivos que pueden afectar a la aparición de la artrosis, la obesidad es un factor de peso. Cada kilo de más repercute en 8 kilos adicionales para las rodillas, por tanto, por cada kilo que se pierde se libera el correspondiente peso de estas articulaciones. Pero recientes estudios demuestran que no sólo la carga excesiva debida al sobrepeso afecta a las articulaciones, ya que por ejemplo se han hallado más casos de personas con artrosis en las muñecas entre las personas obesas que entre las que no lo eran.

Los tejidos grasos secretan hormonas inflamatorias que destruyen las células encargadas de regenerar el cartílago. Estas hormonas llamadas adiponectinas tienen una relación proporcional con el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa: a mayor índice de masa corporal, mayor destrucción del cartílago.

obesidadLa pérdida del cartílago es una de las características de la artrosis, por lo que muchos pacientes piensan que reduciendo el movimiento evitarán el desgaste del cartílago, pero esta es una idea errónea, ya que cuanto menos ejercicio se hace, más se debilitan las articulaciones.

Practicar deporte a diario facilita el control del peso corporal y contribuye a fortalecer las articulaciones, favoreciendo la circulación del líquido sinovial alrededor del cartílago. El ejercicio combinado con una dieta equilibrada son los mejores aliados para prevenir la artrosis o incluso frenar su evolución. Dependiendo del estado en el que se encuentre la enfermedad, un médico podrá prescribir la medicación necesaria para paliar sus síntomas además de recomendar los ejercicios más adecuados para cada caso.

  • Compartir

  • Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: