Los beneficios de un baño caliente

En más de una ocasión hemos hablado sobre los beneficios de la balneoterapia para los pacientes con artrosis. Sin embargo, si no tienes la posibilidad de ir a un balneario, existe una opción más asequible a la que podrás acceder incluso desde casa, ya que los baños calientes también aportan beneficios para la artrosis.

Hidroterapia en casa

La hidroterapia es un método curativo en el que se emplea el agua, en cualquier estado o temperatura. Sumergirse en agua caliente estimula la liberación de endorfinas, que son los neurotransmisores encargados de reducir el dolor y mejorar nuestro estado de ánimo. La mejora de estas dos condiciones es especialmente interesante para pacientes con artrosis.

Por otra parte, está demostrado que a muchos pacientes con dolor articular y artrosis les ayuda aplicar calor sobre la articulación o articulaciones afectadas. El calor contribuirá a aliviar contracturas musculares, la rigidez y el dolor, mejorando la movilidad.

Sumergirse en agua caliente hace que la temperatura corporal aumente y se dilaten los vasos sanguíneos, facilitando la circulación. Esto, además de mejorar los síntomas de dolor y mejorar la movilidad, nos aporta una sensación de relax y bienestar. Todo ello nos ayudará a estar de mejor humor, más relajados, y a dormir mejor.

bañoEntonces, ¿a qué esperar?

Cuando las temperaturas son bajas y el tiempo no invita a salir a pasear, quedarse en casa y prepararse un baño puede parecer el plan perfecto.

Pero atención: la única contraindicación de los baños con agua caliente existe cuando se tienen problemas de circulación, cardiacos o de hipertensión. En tal caso conviene consultar con tu médico si puedes tener algún efecto adverso.

  • Compartir

  • Los comentarios están cerrados.

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: