¿Necesitas recordar algo? Haz ejercicio cuatro horas más tarde

Un nuevo estudio sugiere una estrategia novedosa para potenciar nuestra memoria y recordar lo que acabamos de aprender: hacer ejercicio cuatro horas más tarde.  Estos resultados, publicados en la revista Current Biology, muestran que la memoria mejora después de hacer ejercicio, pero únicamente si el ejercicio se realiza durante una franja de tiempo determinada, y no inmediatamente después de haber estudiado.

Según uno de los autores principales del estudio, Guillén Fernández, de la Universidad Radboud (Holanda), este estudio “…demuestra que podemos potenciar nuestra memoria haciendo deporte después de estudiar”.

El equipo de Guillén Fernández y colaboradores estudió los efectos sobre la memoria a corto y largo plazo de una única sesión de ejercicio físico después de estudiar. 72 participantes estudiaron 90 imágenes durante un período de 40 minutos antes de ser asignados al azar a uno de los siguientes tres grupos: un grupo realizó ejercicio de inmediato, un segundo grupo realizó ejercicio pasadas cuatro horas, y un tercero no realizó ningún ejercicio. El ejercicio consistió en 35 minutos sobre bicicleta estática. 48 horas más tarde, los participantes realizaron una prueba para comprobar lo que recordaban, mientras sus cerebros eran analizados con resonancias magnéticas.

Los resultados revelaron que las personas que se ejercitaron cuatro horas después de la sesión de estudio dos días después retenían mejor la información que aquellos que se ejercitaron inmediatamente o que no se ejercitaron en absoluto. Las resonancias del cerebro también mostraban que el ejercicio después de un intervalo de tiempo se asociaba con representaciones más precisas en el hipocampo, un área importante para el aprendizaje y la memoria, cuando uno de los participantes contestaba correctamente a una pregunta.

“Nuestros resultados sugieren que hacer ejercicio en el momento adecuado puede mejorar la memoria a largo plazo, subrayando su potencial para intervención en entornos educativos y clínicos”, concluyen los investigadores. No sabemos cómo o por qué el realizar ejercicio un tiempo después tiene este efecto sobre la memoria. No obstante, estudios con modelos animales sugerirían que los compuestos químicos producidos por el organismo las catecolaminas (dopamina, norefinefrina, entre otros) pueden mejorar la memoria. Uno de los métodos para reforzar la producción de catecolaminas es realizando ejercicio físico.

  • Compartir

  • Los comentarios están cerrados.

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.

    Unete a nuestra comunidad

  • Hablamos de: