¿Cómo llegamos al diagnóstico de la artrosis?

Los síntomas de la artrosis son muy particulares, pero en cada persona pueden manifestarse de manera distinta. En la consulta del médico, si los síntomas son claros, el reumatólogo no debería tener dudas acerca del diagnóstico. Para asegurarse, y además evitar confundirse con otras enfermedades reumáticas, el especialista necesitará echar mano de varias herramientas para completar el diagnóstico.

Lo primero será tener en cuenta el historial clínico y los factores de riesgo de la persona que se visita en la consulta, seguido de la localización de la articulación afectada y las características del dolor y rigidez que sufre. Por ejemplo, se conoce que el dolor de la artrosis suele aparecer al empezar el movimiento tras un periodo de reposo o, por el contrario, si hay inflamación en la articulación, el dolor es persistente incluso en reposo.

La exploración física ayudará a localizar el origen de la limitación de la articulación afectada y realizar una ecografía puede servir para ver si hay líquido en la zona afectada y estudiar las estructuras alrededor de la articulación.

Técnicas de imagen

radiografía

Lo segundo será realizar otras pruebas complementarias para afirmar la sospecha de artrosis. Una de las más usadas por su gran utilidad es la radiografía. Esta prueba de imagen permite ver todas las estructuras de la articulación bajo la piel, menos el cartílago que es transparente, comprobar cuales están más o menos dañadas y valorar así la gravedad de la enfermedad.

Y, en tercer lugar, ante la duda de si existe daño en otras estructuras de la articulación, como los meniscos de la rodilla o los discos vertebrales de la columna, o es necesario comprobar el daño interno del cartílago, lo más conveniente es realizar una resonancia magnética. Esta prueba de imagen más compleja proporciona una información más fiable y concreta de estructuras internas, especialmente cuando se requiere una valoración para un tratamiento con cirugía.

Con los resultados de estas técnicas instrumentales, el especialista confirmará o no el diagnóstico que sospechaba en la consulta y el siguiente paso será empezar con la propuesta de un tratamiento que se adapte a cada persona.

  • Compartir

  • 6 Comentarios en "¿Cómo llegamos al diagnóstico de la artrosis?"

    Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.