Consejos para convivir día a día con artrosis

Para prevenir el desarrollo y frenar el avance de la artrosis, los 3 pilares recomendados por especialistas son: evitar el sobrepeso, seguir una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio físico moderado.

No es tarea fácil convivir con la artrosis y menos cuando el dolor limita las actividades diarias de quienes la padecen. Entonces la solución será adaptarse y adoptar ciertas medidas para hacer más llevadera la convivencia con esta enfermedad.

Qué podemos hacer en el día a día

  • Evita sobrecargar las articulaciones: no coger peso excesivo ni estar de pie demasiado tiempo en la misma postura sin descansar. Lo ideal sería repartir el peso entre las dos piernas, usar un bastón para caminar y mantener el equilibrio o echar mano a un carrito para ir a comprar.
  • Calzado adecuado: llevar unos zapatos cómodos, de suela gruesa o con plantillas y sin cordones para no tener que agacharse, ayudarán a absorber la fuerza del impacto al caminar y a reducir el dolor.
  • Evita sentarte en sillones o sofás hundidos: mantener una posición natural al sentarse se consigue usando sillas con respaldo recto, donde las caderas y rodillas no se vean forzadas y los pies toquen el suelo.
  • Descansar bien: dormir en una cama grande, plana y con un buen colchón que se adapte a nuestro cuerpo. Lo ideal sería cambiar de posición a menudo y evitar posturas forzadas que provoquen dolores articulares en cuello y espalda.  
  • Hacer ejercicio: realizar alguna actividad física moderada de bajo impacto, como caminar por terreno llano o nadar, protegen la articulación, fortalecen los músculos, mejoran la funcionalidad de la articulación afectada y ayudan a disminuir el dolor articular.

  • Compartir

  • 18 Comentarios en "Consejos para convivir día a día con artrosis"

    1. Elizabeth beth

      Hola a todos no sé cómo he llegado a esta página.Me llamo Elizabeth, tengo 55años.
      Desde muy pequeña el pediatra me llamaba mí muñequita dé goma,fui creciendo y seguía haciendo lo que quería com mi cuerpo, aparté tenía una fuerza exagerada para el cuerpo que tenía y me llevaba el pulsó dé todos en la clase.Toda yo era puro músculo.Pase por problemas con mí ex,me casé con 17años por hacerle un favor, empezaron problemas cuando mí hija hizo la comunión tuve bulimia y llegué a pesar 85k.de un día para otro empecé a vomitar fácilmente llegué a los 31k pero ya me puse bien y volví a mis 45k.Cuando me puse bien por mí misma ( aunque siempre te quedás marcada), pero no perdí nada de fuerza ni dé mosculatura. Pasaron años y por circunstancias, entré en una depresión por aquél entonces cómo yo no sabía lo que era lo que me estába pasando pués fui aguantando,asta que le conté a mi hermana mayor lo que me ocurriría,ella me dijo lo qué tienes es una depresión,me empezaron a tratar en un centro de salud mental,yo seguía teniendo fuerza iba con la ?️ a comprar y todo bien,al final me separé arreglé el piso cómo pude porque tiene mucha humedad y no tiene luz, fueron pasando los años y un día sin más me desplome al salir de un súper mis piernas parecían qué no tenían huesos, intenté cojer la moto y no podía sacarle el caballete y al final sé cayó al suelo, gracias a un chico que estaba allí le pedí ayuda y me la levantó, llegué a casa y al querer bajar de la moto al poner la pierna en el suelo pasé lo mismo la pierna no aguantaba nada i me cai de lado con la moto mí hijo estába en casa y salió ayudarme,fue algo muy raro. Desde aquel día fui perdiendo fuerza, me infiltraron en la cadera me hicieron una resonancia y me dijo unas palabras que no voy a olvidar nunca (tienes una artrosis galopante,la mano izquierda siempre llevó una célula y ahora me volverán a infiltrar pero es horrible el dolor que tengo, porque lo tengo en todo el cuerpo ni tan solo las cosas dé casa no puedo hacerlo,casi no salgo de ? porqué el penúltimo día que salí me caí dos veces y solo fui a cuatro pasos de mi casa llegué al portal y toda yo temblaba estaba lloviendo y no pude abrir la puerta,encima la depréssio fue cada vez a más,me ingresaron a la fuerza en San Juan de Dios unos cuatro meses me di el alta voluntaria, y a la semana de estar volví a caer y asta hoy, todo el día en casa ni tan siquiera salgo sola mi hermana mayor es la que me ayuda en todo, pero yo siento que soy una carga y muchas veces he pensado que hago aquí?,la vez que me ingresaron solo me acuerdo de voces y yo estaba cogida al hierro de las literas donde mí hijo dormía, luego mí hermana me lo contó todo,ese día me tomé pastillas y se ve que me quedé dormida, mí hermana se asustó y fue cuando me ingresaron en el hospital Sólo puedo decir que cuando me ducho tengo que sentarme en la bañera porque si no me caigo.
      Pués a mis 55años,me siento una mierda,mí hijo tiene problemas y ni sé dónde vive, y el no baja para nada porqué tiene miedo y no puedo ayudarle solo por teléfono,la verdad que lo mime mucho de pequeño por culpa de su padre.todo esto me está afectando a los huesos de la boca y todo lo voy dejando, pero nadie sabe que hacer. Lo siento.

      12 febrero, 2019, 5:18

    Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.