Qué podemos hacer para evitar el dolor cervical

Nuestra postura a lo largo del día es de gran importancia en el origen y la aparición de molestias en la zona cervical. También lo son determinados trabajos que obligan a forzar la musculatura del cuello o pasar muchas horas en la oficina frente a un ordenador. Sobrecargar esta parte del cuerpo puede generar dolor y rigidez en las cervicales, lo cual puede derivar en dolor articular.

De hecho, la causa más frecuente de dolor cervical es el de origen postural, es decir, mantener una posición forzada y antinatural de la musculatura del cuello y perjudicial para sus estructuras durante un largo periodo de tiempo. Aun así, no debemos olvidar que una de las causas más comunes de dolor cervical crónico en personas mayores es la artrosis cervical.

La prevención es la mejor manera de evitar los dolores en las cervicales:

  • una buena higiene postural y corregir los malos hábitos posturales son actitudes muy beneficiosas para prevenir el dolor cervical: sentarse adecuadamente, situar la pantalla en una posición ligeramente inferior a los ojos para evitar flexionar de más las cervicales o tener los antebrazos apoyados en la mesa de trabajo…).
  • la potenciación muscular selectiva de la región cervical debe estar supervisada por un profesional sanitario o fisioterapeuta y de manera personalizada. Aunque también se recomienda descansar cada 30 minutos aproximadamente y realizar estiramientos en el cuello para descargar la tensión.
  • la pérdida de peso, el ejercicio moderado adaptado a cada persona y el uso de medicación analgésica suelen resultar eficaces.

Y tú, ¿qué haces para prevenir o evitar el dolor cervical?

  • Compartir

  • Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.