Consultas más frecuentes sobre artrosis de estos últimos años

Cada año se multiplican los casos diagnosticados de artrosis y esto implica que estas personas tengan dudas y se pregunten muchas cosas acerca de esta enfermedad degenerativa crónica. Pero con la información adecuada, la calidad de vida de las personas afectada puede mejorar y mucho.

Una de las funciones de este blog es dar respuesta a las preguntas que puedan surgir a nuestros lectores y lectoras, que cada vez son más. Por eso hemos recopilado algunas de las dudas más frecuentes que nos llegan a través de los comentarios.

  • ¿Qué ejercicios en el gimnasio o actividades son los más recomendados para la artrosis de rodilla?

El ejercicio está indicado para las personas con artrosis, siempre que sea de bajo impacto, a intensidad moderada, que no suponga un esfuerzo para las articulaciones y según las capacidades de cada persona.

En el gimnasio encontraremos algunas máquinas que pueden ayudar a aliviar estas molestias, como la elíptica, la bicicleta estática, la cinta (a paso ligero, sin correr, incluso con pequeña inclinación para mayor resistencia) o el remo. También se pueden realizar actividades aeróbicas, como clases de zumba, aquagym o natación.

  • ¿Son eficaces las inyecciones de ácido hialurónico como tratamiento de la artrosis?

Los efectos del tratamiento con infiltraciones de ácido hialurónico no son inmediatos. Los beneficios empiezan a notarse aproximadamente un mes después de la primera inyección y duran unos seis meses. Aunque los síntomas mejoren, el ácido hialurónico no restaura el cartílago dañado, sí puede mejorar la lubricación de la articulación y la capacidad de amortiguación. Por ello, conviene recordar que no es un sustituto sino un complemento de otros tratamientos y recomendaciones.

  • ¿Se pueden confundir los síntomas de la artrosis con los de la artritis? ¿Y con los de la fibromialgia?

El dolor es el principal síntoma que comparten estas tres enfermedades. Pero cada una tiene sus particularidades.

La artritis suele afectar las articulaciones pequeñas, como los dedos, manos, muñecas y tobillos, y la rigidez es suficientemente notable como para dificultar el movimiento y las actividades diarias. Con artrosis, las articulaciones más afectadas suelen ser las rodillas, caderas, columna, manos y pies. La rigidez mejora al empezar el movimiento tras un periodo de reposo y en ocasiones puede sentirse un crujido acompañando al dolor. 

Mientras que la fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos del cuerpo.

Para aclarar el diagnóstico con estos síntomas, la solución es acudir al médico. allí podrán evaluarte debidamente y ofrecerte un tratamiento acorde con tus necesidades.

  • ¿Cuál es el pronóstico de la artrosis si deseo quedarme embarazada? ¿La enfermedad y su tratamiento comprometerá la salud del bebé?

Un embarazo siempre supone una carga extra para las articulaciones, especialmente la cadera y las rodillas. La campaña “Hoy sí puedo” de la SER se ha convertido en un referente con el objetivo de ayudar y apoyar en todo lo posible a las mujeres con alguna enfermedad reumática que quieran ser madres. La solución es acudir al médico para poder trazar un plan conjunto de ejercicios con el objetivo de fortalecer la musculatura, evitar la pérdida de movilidad, mantener un peso corporal adecuado y poder garantizar la salud de la madre y del futuro bebé.

  • Compartir

  • Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.